Así será el centro de datos del futuro

La evolución del hardware y la adaptación del software a los nuevos modelos, junto con otros cambios propios del momento, apuntan las tendencias que se verán en unos años en el datacenter.

Las infraestructuras hiperconvergentes, que eliminan silos sumando integración a automatización; nuevos modelos de cloud, que invitan incluso al mantenimiento de mùltiples nubes; el software-defined datacenter… En los últimos años se han popularizado un gran número de herramientas que, combinadas o no, configuran el paisaje de un centro de datos moderno. Pero… ¿cómo será el escenario del futuro? ¿Qué tendencias de las que se detectan hoy en día cabe esperar que tengan mayor recorrido en las próximas generaciones de datacenters?

En los años venideros se avecinan cambios tecnológicos y de negocio que sin duda impactarán en la evolución de los centros de datos”, explica Adriano Galano, Head of Solution Sales de Fujitsu España. “Nuevas cargas de trabajo implicarán nuevos modelos de cómputo y por ende nuevas demandas de servicios a ofrecer a los clientes”. Entre estos destaca la “explosión” del heterogeneous computing o computación basada en el uso de distintos tipos de procesadores, “con arquitecturas basadas o complementadas por GPUs, FPGAs o ASICs”. El papel que la computación heterogénea jugará en las infraestructuras TI se está haciendo notar: para la consultora  Gartner, esta es una de las tendencias que impactará con mayor fuerza en la demanda de semiconductores para datacenters.

Galano apunta otros elementos de relevancia, como el procesamiento en memoria o IMC, que según el alto cargo de Fujitsu, “se impondrá como primer nivel de manejo de los datos”. Como apuntaba en 2015 un artículo publicado en una de las publicaciones del Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, la popularización del big data ha hecho que se intensifiquen los trabajos para desarrollar sistemas con los que favorecer la analítica en tiempo real, algo muy complicado con el almacenamiento en disco tradicional, que ralentiza todo el proceso. Esto se garantiza con el IMC, que mantiene los datos en la memoria RAM, evitando el tener que pasarlo a discos.

Si ya el SDDC está permeando las fronteras del espacio físico de los centros de datos, esta tendencia se acentuará en los próximos años. Para Galano, en este tiempo se verá como las redes de interconexión de muy baja latencia y alta velocidad permiten “extender los datacenters a cientos de kilómetros”, lo que contribuirá a volver más “borrosos” sus muros.

El software ha de adaptarse a estas nuevas tendencias de hardware para que todos los beneficios de elasticidad y flexibilidad que aportan la convergencia y la hiperconvergencia sean una cualidad nativa de estas nuevas tendencias”, añade. “Por último, los aspectos regulatorios y de ciberseguridad, como la GDPR por ejemplo, seguirá siendo una prioridad en los criterios de diseño de los datacenter del futuro”.

Hay varios elementos que ya han ganado fuerza en el centro de datos de hoy en día y que todo apunta a que conservarán su papel importante en el futuro. Es el caso del centro de datos definido por software. En palabras de Galano, “sin duda será el estándar de facto de las infraestructuras de todas las organizaciones en el futuro”, destacando cómo “aporta una capa de inteligencia, gestión y elasticidad sobre los componentes de hardware, estableciendo un modelo de gobierno basado en lógico en lugar de elementos físicos”.

Se está viviendo también un incremento de la apuesta por la hiperconvergencia, que en palabras de Galano, es “la máxima expresión del SDDC, ya que aglutina la gestión por software de los servidores, el almacenamiento y las redes”. Gartner  predice  que este segmento crecerá un 55% en 2018, muy por encima de lo que lo hará el conjunto de sistemas integrados, cuyo incremento se estima en un 18,4%. Así, las soluciones integradas hiperconvergentes moverán 4.376 millones de dólares, frente a los 2.823 millones que sumaron en 2016. Esto es, algo más de un tercio del total de soluciones integradas, con un mercado que se calcula para 2018 en 12.034 millones de dólares.

En este escenario hay ya varios agentes bien posicionados. En el cuadrante mágico de la consultora de HCI fechado en febrero de este año, el primero centrado en este tipo de soluciones, el cuadrante de líderes está encabezado  por Nutanix, con la posición más destacada tanto en habilidad en ejecución como en su visión. La compañía es partner de otras empresas del sector, como Fujitsu, que figura también en el informe con una “mención honorable”. Las soluciones conjuntas que salen de este tipo de asociaciones ofrecen distintas coberturas, como es el caso de la nube empresarial de Nutanix basada en servidores x86 Primergy de Fujitsu, pensada para llevar el centro de datos a la cloud corporativa, facilitando la adopción de múltiples nubes.

“Pero la virtualización no es el único camino —incide Galano—. Una de las tendencias más prometedoras sin duda son las tecnologías de contenedores, y la orquestación de máquinas físicas de modo nativo también jugará su papel. Todo ello sin perder de vistas la capacidad de “hablar” con clouds públicas, de modo que la gestión del TI sea por naturaleza híbrida”. Un completo set de tendencias que permite dibujar el futuro de los centros de datos.

http://transformandolasti.computerworld.es/cpd-definido-por-software/asi-sera-el-centro-de-datos-del-futuro

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s